Y si no consigo mis objetivos ¿qué?


conseguir objetivosSe habla mucho de conseguir objetivos, de luchar para alcanzar nuestros sueños. Pero qué hacer si no conseguimos alcanzar nuestros objetivos y sueños. ¿Deberíamos de luchar para siempre por ellos? ¿o está “permitido abandonar”? Te has encontrado, en algún momento de tu vida, en la situación de estar luchando por alcanzar algo que deseas y no conseguir avances.  Te sientes atascado, con poco ánimo para continuar.

Antes de decidir si continuamos persiguiendo nuestro sueño o no, debemos revisar nuestros objetivos.

1. ¿Tu sueño está definido como un objetivo?

Un sueño no es lo mismo que un objetivo. Si quieres alcanzar tu sueño debes convertirlo en un objetivo. Si todavía no habías definido tu sueño cómo un objetivo este es el momento. Aquí encontrarás 5 pasos para definir y conseguir objetivos.

2. ¿Cuál es tu motivación actual para alcanzar ese objetivo?

Cuando definiste tu objetivo valoraste tu motivación, pero es importante volver a valorarla en este momento. Para ello responde a estas preguntas ¿Para qué quiero conseguir eso que quiero conseguir? ¿Qué beneficios obtendré consiguiéndolo? ¿Cuán importante es para mí conseguir eso? Es posible que tus motivaciones hayan cambiado con el paso del tiempo y algo que era muy importante para ti hace unos meses, ya no lo sea en estos momentos. Procura valorar tu motivación de forma objetiva, no te dejes influir por el estado de ánimo de no estar consiguiendo los resultados deseados. La falta de motivación es uno de los motivos por los que no alcanzamos a conseguir objetivos, aquí puedes conocer otros motivos por los que no conseguimos objetivos.

3. ¿Qué obstáculos te estás encontrando en el camino?

Si ya has trabajado para conseguir tu objetivo durante un tiempo, ahora conoces mucho mejor lo que necesitas, los esfuerzos y obstáculos que te encuentras en el camino.  ¿Qué dificultades me estoy encontrando para conseguir mi objetivo? ¿Cómo puedo superar esos obstáculos? En el paso anterior valorabas tu motivación. Es el momento de valorar si la motivación que tienes para ir a por tu objetivo es mayor que los esfuerzos que tienes que hacer para conseguir tu objetivo. Si ves los esfuerzos que debes realizar más grandes que tu motivación, debes revisar obstáculos y motivaciones. Aquí conocerás más sobre cómo superar obstáculos.

4. ¿Qué has hecho hasta el momento para conseguir tu objetivo? 

Haz recuento de todo lo que has hecho, analízalo, lo que te ha funcionado, lo que no, lo que has aprendido de cada una de las acciones que has emprendido. Y felicítate, por todo lo que has hecho. Hayas obtenido o no resultados, tu esfuerzo y dedicación, merece que te felicites por ello. 

5. ¿Qué has aprendido?

Llegados a este momento, tienes ventaja, frente a la primera vez que decidiste perseguir tu sueño. Ahora conoces mucho más sobre tu objetivo, sobre lo que quieres, sobre lo que funciona y lo que no… 

6. ¿Qué puedes hacer de forma diferente?

¿Qué puedes probar que no hayas intentando todavía? Replantéate tu objetivo y acciones para conseguir tu objetivo.  Es posible que al revisar tu objetivo, las motivaciones actuales… quieras cambiar tu objetivo. Por ejemplo, imagina que tu objetivo fuese “Mantener una vida saludable, realizando ejercicio 3 veces por semana y comiendo alimentos saludables” quizás después de revisar tu objetivo descubras que es más importante para ti adelgazar, que mantener una vida saludable,  y reformulas el objetivo de la siguiente manera “Adelgazar 5 kilos en 3 meses” Cambia también las acciones, lo que vas a hacer para conseguir tu objetivo. Ya has probado acciones, ya conoces algunas cosas que están funcionando y otras que no. Valora las acciones que debes seguir realizando y las que no merecen la pena, porque no te están aportando resultados y no te los aportarán a largo plazo. Busca nuevas acciones, nuevas formas de realizar las cosas… 

Después de todo este análisis. Es posible que descubras que eso que deseabas hace unos meses ya no es lo que deseas hoy. En ocasiones nos aferramos tanto en conseguir algo, que no nos damos ni cuenta de que eso que queríamos, ya no es tan importante para nosotros actualmente. Nuestros sueños pueden cambiar, porque nuestra vida cambia, nuestras prioridades, nuestro entorno, nosotros cambiamos, y por tanto lo que deseamos puede cambiar. No te sientas culpable por abandonar algo que deseabas en el pasado pero ya no deseas. No es un fracaso es un éxito. No tiene sentido luchar por algo que no deseamos. 

Quizás descubras que este no es el momento más adecuado para ir a por tu sueño, es posible que tengas otras prioridades en estos momentos. Puedes posponerlo o puedes dedicarle menos tiempo a conseguirlo.

Si tu sueño, sigue siendo importante para tí, busca nuevas formas de alcanzarlo, nuevos caminos. Siempre hay algo nuevo que se puede probar.

Si quieres profundizar más sobre este tema y trabajar sobre tus sueños y objetivos, ya sean personales o profesionales, te podemos ayudar con sesiones de coaching. Contacta con nosotros sin compromiso y te informamos.

No te pierdas nuestros próximos artículos. Suscríbete aquí y recibirás nuestras nuevas publicaciones en tu email:

VIDEO CURSO ONLINE: Identifica y Define Tus Objetivos

VIDEO CURSO ONLINE: Identifica y Define Tus Objetivos

Sigue leyendo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *